Grancanariaweb.

Edgar Neville Romrée

Website oficial

Una Inmensa Humanidad. Por José María Torrijos

AÑOS DE CINE Y GUERRA (1 928-1 940)

   Parece que Madrid y España se le van quedando pequeñas y la casualidad abre una ventana en forma de destino en
el cuerpo diplomático; en 1928 lo envían como tercer secretario a la embajada española en Washington, sin sueldo. Edgar, Angelita y su hijo mayor Rafael, viajan por barco a Estados Unidos. No conoce el inglés, pero su esposa le sirve de intérprete. En las primeras vacaciones, el matrimonio marcha a Los Ángeles y Hollywood, con cartas de presentación. Pronto se hace muy amigo de Charles Chaplin, quien le abre el camino para acceder a otras figuras: Mary Pickford, Douglas Fairbanks, Bebe Daniels, Loretta Young, Adolphe Menjou, Joan Crawford,...12. Además de asistir a cenas, ratos de ocio, ingeniosos juegos en casa de Chaplin, presenciar rodajes de películas (con lo que supone de aprendizaje), Neville se las ingenia para ser contratado por la Metro Goldwyn Mayer en calidad de dialoguista y guionista. El cine americano rodaba versiones en español de sus películas ya filmadas en inglés con des
tino al mercado hispanohablante. Eran copias calcadas sobre la película primera, pero Neville y otros que le siguieron lucharon contra los elementos sudamericanos que hacían todo lo posible (trampas incluidas) para mantener la hegemonía de lo español en el cine de Hollywood. Llamados por Neville, llegan, poco a poco, José López Rubio, Eduardo Ugarte, Tono, Luis Buñuel, Jardiel Poncela, etc.13. En Hollywood escribe ideas de guiones y concluye Don Clorato de Potasa, que aparece en Madrid (1929) en forma de libro. La primera parte, la más larga, reproduce el esquema de personajes y situaciones inverosímiles, con una literatura muy influenciada por Gómez de la Serna (algunas greguerías pueden rastrearse: un personaje "era feo y antipático como la arquitectura de los jesuítas",
una noche: "la luna, en hoz, cortaba en lonchitas la noche", "el baño, en su agonía, lanzaba apresurado el tirabuzón de su último suspiro").

Por varios motivos, Edgar regresa a España en septiembre de 1929 pero volverá a Hollywood a los pocos meses, contratado por la M.G.M. Su labor en el cine americano es escasa: versión española y dirección de diálogos en El presidio, y adaptación y diálogos en español de En cada puerto un amor, ambas filmadas en 1930. Vuelve definitivamente a España en 1931, tras cancelar M.G.M. todos los contratos por suspensión de los rodajes y pasar Neville unos meses en un proyecto en Nueva York, que no llega a rodarse. Al poco de regresar a España, realiza Yo
quiero que me lleven a Hollywood, parodia rodada con austeros medios pero que obtiene un éxito fulminante, y la película corta Falso noticiario (1933), pieza que copiarán las firmas americanas. Varios cortometrajes, dos películas en la Italia de Mussolini, el guión de La traviesa molinera, con su amigo D'Abbadie D'Arrast y dos rodajes sobre obras españolas: El malvado Carabel (1935), novela de Fernández Fiórez, y La señorita de Trévelez (1936), estimable versión de la obra de Arniches, que alcanza considerable aplauso. Conduce un automóvil Packard, color azul pálido y descapotable. Entre rodaje y rodaje, la carrera diplomática le requiere para realizar un viaje a Marruecos, con el fin de averiguar la suerte de posibles presos españoles en cárceles tras la guerra del año 24. Comienza en Uxda, desciende por el Atlas, pasa por Ouarzazat y llega a Tamgrut. ¿Qué impresión causarían en este madrileño, teñido de neoyorkino, la soledad del desierto junto a la fertilidad de palmerales inmensos? Primer estreno en un
teatro comercial: Margarita y los hombres (1934), escrita a ratos en años anteriores. Con ella vuelve a los proyectos escénicos de juventud. Una idea constante de Neville, en su existencia y en su obra, es que la vida a veces depende de un hilo o de una decisión tomada por otra posible. Un simple viaje en tren nos puede deparar un cambio de destino. Y eso le sucede: conoce a una joven (poco más de veinte años), que será en adelante su compañera y colaboradora: Conchita Montes. Con el pretexto de una beca para estudiar inglés en Vassar College (tal vez obtenida con la mediación de Edgar), a sesenta millas de Nueva York, ella convence a su padre y marcha a Norteamérica. Siguiéndole los talones, llega Neville. Tal vez bailan juntos alguna melodía del compositor de moda: Colé Porter, pero sí es cierto que, en Hollywood. Edgar pretende comprar un coche de bomberos anticuado, para recorrer las calles y entrar en casa de los amigos por la escalera de incendios. Conchita lo disuade con dificultad.
    La separación de su esposa, Angelita, ya es definitiva.
    El mismo día en que muere asesinado Calvo Sotelo (13 de julio de 1936), Edgar llega a Madrid. Muy pronto comprobará que, con el inicio de la guerra, la vida en España se ha puesto difícil, incluso peligrosa. Un día, él, Conchita y un amigo, que viajaban en coche, son detenidos y no son fusilados por simple casualidad. Logra salir de España e instalarse en Londres. Después viaja a Bélgica, invitado por sus parientes, y se establece en Francia, en
San Juan de Luz, desde donde sigue la evolución de la guerra. En 1937 se incorpora al frente de Madrid. Participa en
Brúñete y en la toma de Bilbao. Con un equipo de cine, filma documentales, reportajes, escenas de combate. Escribe relatos cortos. Colabora,desde su inicio, en la revista del nuevo régimen, Vértice, y con Mihura y Tono, en la creación de "La Ametralladora", revista de humor que procura servir de puente entre lo bélico y lo ludico. LJno de sus relatos, Fren te de Madrid (.que dará nombre a un libro de narraciones), le abre la puerta al cine italiano, participando en varios rodajes de Cinecittá. Y en esa película debuta como actriz Conchita Montes.

LOS AÑOS DE MADUREZ

   Terminada la guerra, vuelven a abrirse cines, teatros, revistas. Jardiel Poncela, amigo de Neville, estrena su comedia más emblemática: Eloísa está debajo de un almendro (1940). Se comienza a levantar el Valle de los Caídos. Son los años del estraperlo y, en la calle Preciados, de Madrid, se inaugura un pequeño gran almacén, llamado "El Corte Inglés".

El 8 de junio de 1941, aparece la revista "La Codorniz", creada por Mihura en compañía de Tono, Neville y el jovencito Alvaro de La Iglesia (años después, sucesor de Mihura al frente de ella). En la revista se desarrolla un humor, ya preludiado en "La Ametralladora", y cuyos orígenes se remontan a "Gutiérrez", que pretende estilizar la realidad ofreciendo esquemas en sus textos y dibujos, lejos de toda contienda ideológica. Un
humor disparatado, que pone en solfa todo lo cursi, por fuerza creará polémica. Sin embargo,  "La Codorniz" será un
éxito sin precedentes en el periodismo español de humor. Las colaboraciones de Neville siguen la misma línea de "Gutiérrez": situaciones disparatadas("hay un silencio y se oye un reloj que da las diez y diez), descripciones humoristicas de animales, dialogos incongruentes, alguna gregueria injertada. Dirige La venganza de Don Mendo, de Muñoz Seca, en el Teatro Español, y dos peliculas cortas, Verbena y La parrala. Se instala en un piso de la calle Serrano, cerca del "ABC".Vive en compañia de tres seres maravillosos:Mambrú (un perro de aguas), Feliú (un gato de Angora) y Ernesto (conejo conservado de un rodaje). Asiste con frecuencia a la tertulia del café Lyon,presidida por Eugenio Montes y José Ma de Cossío. Allí se refieren anécdotas, se exponen ideas,se discute amigablemente de todo, menos de política. Incluso, en alguna ocasión, la tertulia se celebra en el salón de la casa del propio Neville, presidido por dos lienzos de Solana. Otro lugar de encuentro, donde empiezan a acudir los autores noctámbulos: los hermanos Mihura, Neville, López Rubio, Tony Román... Su propietario, Perico Chicote, será amigo de ellos y participará como extra en alguna película. En 1942, Neville rueda una de las que mayor ilusión se produce, Correo
de Indias, por las dificultades técnicas vencidas. Mientras tanto, Sáenz de Heredia filma Raza, sobre la novela de Jaime de Andrade (seudónimo de Francisco Franco), y un joven Camilo José Cela publica La familia de Pascual Duarte. Durante el rodaje de la siguiente pelicula, Cafe de Paris (1943) recibe en los estudios la visita de Leslie Howard, el actor de Lo que el viento se llevó Los aparatos de radio emiten canciones de Concha Piquer y la boda de la famosa vedette Celia Gámez, apadrinada por Millán Astray, se convierte en tumulto de admiradores. Rueda La torre de los siete jorobados (1944), una de sus películas con más -sabor" a cine. Regresa a España Ortega y Gasset, mientras Dámaso Alonso publica Hijos de la ira. Se implanta el Seguro de Enfermedad.Viaje oficial
de Eva Perón a España. Muere Manolete en Linares, La ley de Sucesion define España como un Reino. Desde Argentina, vuelve Ramon Gomez de la Serna para una corta estancia en España. Entre  quienes lo consideran "maestro" , Neville participa en la extensa alegria y en los actos de homenaje. En 1947 comienza a trabajar como secretaria de Neville, una joven cuya amistad con el y con Cochita Montes, sera "memoria viva" cuando ellos mueran: : Isabel Vigióla. Como una hermana menor de Edgar, ella y su marido,  Antonio  Mingóte, estarán junto a él hasta des
pués de su muerte. Ese mismo año se estrena otra película  del autor, El traje de luces, sobre la carrera de un joven
 torero,  hasta  el  reconocimiento de un padre al que no conocía, también diestro. Aunque la obra no se encuentra
 entre las mejores del autor, conviene marcarla como pretexto para mencionar otra de las aficiones de Neville: los toros. Una faena de Belmonte le había descubierto, de adolescente, su vocación literaria, y el trato habitual con toreros como la asistencia a corridas, le otorgaban un conocimiento amplio de la fiesta. De ello dará cuenta en nume-
rosos artículos y narraciones.
   En "La Codorniz", Neville populariza a "Doña Encarnación y Doña Purificación", remilgadas e hipócritas, que aparecen recogidas en su novela La familia Mínguez y en la película La vida en un hilo, título señero del autor por doble frente: cine y teatro. Triunfa Antonio Machín con Angelitos negros. Con el dinero obtenido en el cine, Neville se construye un chalet en el barrio de Metropolitano, en la avenida de la Moncloa, no 15, vecino de dos amigos contertulios: el escultor Sebastián Miranda y el torero Domingo Ortega17. Del mismo modo que un chalet próximo,
el de Vicente Aleixandre, se convierte en referencia imprescindible de los poetas del momento, la casa de Neville será punto de encuentro para quienes tengan algo que ver con el cine, el teatro o los toros. También de los artistas extranjeros que transitan por España: una comida tras una visita al museo del Prado, una cena culminada en fiesta flamenca con el concurso de amigos bailarines (Pilar López, Antonio) o una corrida en las Ventas, una merienda durante una partida de cartas, son pretexto para pasar con Edgar y Conchita un rato de exquisita conversación o un baile de carnaval con disfraces solanescos. (Como Neville ha empezado a engordar, puede vestirse de Enrique VIII). Carnaval, Madrid, crimen, saínete y tragedia, eslabones de una cadena entre dos películas: Domingo de Carnaval y El crimen de la calle Bordadores. Más películas aún, pero la censura no duerme: se recortan treinta minutos a Nada, la novela de Carmen Laforet cuyo guión escribe Conchita. Las revistas de cine ("Cámara". "Primer Plano"...) le reseñan, lo entrevistan. Cuando sus amigos Tono, Miguel y Jerónimo Mihura, Guillermo Marín, Tony Román o López Rubio van a casa de Neville a almorzar, pueden compartir mesa con Juan Belmonte, Dalí, Ava Gardner, Jean Cocteau, Marcel Achare! o el director del periódico ruso "Pravda". El primero es una de las tres más grandes figuras admiradas por Neville. El segundo prepara sus decorados para el Don Juan Tenorio. La tercera rueda su película Pandora. El cuarto,recorre, fascinado y fascinante, todo el país... hasta Marruecos.
Precisamente viajando con unos amigos, entre ellos Peter Brook, sufre Neville un incidente. Volviendo de una estancia en la Costa Brava, les hacen detener el coche en la carretera una cuadrilla

Continua. Los años de madurez

REGRESAR   caninter@hotmail.com

© 1999-2.015grancanariaweb