Manual para la germinacion in vitro de las orquideas
 La biología de la germinación de semillas de orquídeas Las semillas de orquídeas son conocidas usualmente como semillas de polvo porque son minúsculas y contienen pocas reservas de alimento.  Usualmente estas semillas
no germinan en el medio natural a menos que sean infectadas por un hongo micorriza, el mismo que abastece a las plantas jóvenes con azúcares y nutrientes que necesitan hasta que sean lo suficientemente grandes para fabricar su propio alimento.  Cuando la semilla germina produce una masa indiferenciada de células llamada protocormo
(figura 1).  Manteniendo las condiciones normales, el protocormo continuará su crecimiento por varias semanas, meses o incluso años dependiendo de la especie hasta  que alcance la edad apropiada para producir raíces y hojas.  En el caso de orquídeas terrestres, es de vital importancia que la relación orquídea-hongo se conserve durante los estados tempranos del ciclo de vida de la planta ya que el protocormo enterrado no puede fabricar alimento por sí mismo.  Por otro lado, los protocormos de las orquídeas epífitas son comúnmente verdes, lo que les posibilita
producir parte de su alimento.  La relación orquídea-hongo  no ha sido en su totalidad investigada para el caso de las orquídeas tropicales.
Fundamentos de la Germinación In Vitro
Germinación Simbiótica y no Simbiótica de Semillas
Mediante la germinación in vitro, se reproducen semillas en frascos de vidrio o plástico sobre un medio de agar nutritivo que contiene los azúcares y minerales necesarios para que las semillas germinen y crezcan.   Hay dos tipos básicos de germinación in vitro: simbiótica y no simbiótica.
En la germinación simbiótica, las semillas se siembran con una pequeña porción del hongo micorriza apropiado.  El hongo crece en el medio, coloniza a las semillas en proceso de germinación y se origina una relación simbiótica que se espera alimente al protocormo hasta que éste produzca hojas y se vuelva autotrófico.  Esta técnica es
ampliamente usada para la propagación de orquídeas terrestres en zonas templadas. Tiene la ventaja de usar un medio simple (uno de los más comúnmente usados consiste en avena en polvo con una pequeña cantidad de extracto de levadura), y como resultado las plantas micorrizales suelen ser más fuertes y resistentes a infecciones que sus contrapartes cultivadas asimbióticamente.  Sin embargo, la desventaja es que se necesita seleccionar el tipo de hongo micorriza adecuado para que se origine la simbiosis y prevenir parasitismo y la consecuente muerte de las
semillas.  Se ha realizado poca investigación sobre la relación del hongo micorriza con las orquídeas tropicales, y por lo tanto no se dispone del hongo micorriza apropiado.
La germinación asimbiótica es usualmente usada en la propagación de orquídeas tropicales, las mismas que tienden a crecer fácilmente en comparación con sus parientes en zonas templadas.  El medio usado para la germinación asimbiótica es más complejo que para la germinación simbiótica, ya que todos los nutrientes orgánicos e inorgánicos y los azúcares deben estar disponibles para la orquídea en una forma apropiada puesto que ya no existe la intermediación del hongo.  La germinación asimbiótica es un método empleado actualmente . En caso de disponer
del hongo a partir de siembras in situ, habría la posibilidad de usar técnicas simbióticas en el futuro.
Fundamentos para mantener condiciones de esterilización
Tanto para la germinación simbiótica y asimbiótica es de vital importancia que el medio, los frascos, los aparatos y las semillas se mantengan desinfectadas desde el principio del proceso de germinación.  Cualquier bacteria u hongo que se introduzca en los frascos crecerá más rápido que las semillas y pronto ocupará su espacio hasta matarlas.
Las condiciones de esterilización en la preparación del medio se crean autoclave el medio y los frascos a utilizarse por 15 minutos a 15 atm.  Esta temperatura y presión son suficientes para matar todas las esporas de  bacterias y hongos presentes en el medio.
Las semillas deben ser esterilizadas y transferidas a los frascos sin introducir hongos o bacterias externos.  Generalmente, este proceso se realiza sembrando desde la superficie desinfectada de cápsulas verdes, o  desinfectando semillas maduras con hipoclorito de sodio o calcio, o peróxido de hidrógeno.  Además de asegurarse que todos los instrumentos utilizados en la transferencia estén desinfectados.  Con cierto cuidado y práctica se puede crear y mantener condiciones de esterilización desde la germinación hasta el transplante de las semillas.
  La esterilización consiste en vaciar el medio y sembrar las semillas utilizando una cámara de flujo laminar.  Otras técnicas para mantener estas condiciones de esterilización son posibles (Thompson 1980), sin embargo son técnicamente más complicadas y no deben ser desarrolladas en condiciones húmedas y sin limpieza adecuada.
Uso de la cámara de flujo laminar
Se debe prestar atención a ciertas reglas básicas al usar la cámara de flujo laminar:
1. Siempre se la debe desinfectar por completo usando alcohol de 70-90% de concentración (de preferencia etanol, tener mucho cuidado si se utiliza alcohol antiséptico que contiene también metanol.  El metanol es tóxico y puede causar ceguera si es ingerido).  Use un roceador y limpie todas las superficies de la cámara con un algodón empapado de alcohol (incluyendo las paredes y el techo). Se debe desinfectar tanto antes como después de utilizar la cámara.  Tenga cuidado de no inhalar cuando se rocee el etanol para utilizar la cámara.
2. Todo lo que ingresará en la cámara debe estar esterilizado.  Utilice guantes y desinféctelos completamente antes de usarlos, roceándo alcohol y guardándolos en la cámara hasta que el alcohol se haya secado.  Con práctica, es posible en lugar de usar guantes, lavarse las manos y fregarse las uñas usando un jabón antibacterial, secarse y esterilizar con alcohol, sin embargo en caso de que existieran problemas con contaminación bacterial se debe volver a utilizar los guantes.  Use un mandil de laboratorio y lávelo constantemente. Asegúrese que los frascos de vidrio estén limpios.  Los frascos de vidrio pueden ser roceados con alcohol al introducirlos en la cámara, pero con precaución.
Cualquier nota escrita con marcador sobre el vidrio será borrada por el etanol.  Si los frascos están limpios, rocearlos con etanol no será necesario.  Los instrumentos pueden ser autoclavados antes de su uso, envolviéndolos previamente en papel de aluminio o papel de empaque café sellado con cinta adhesiva.  Una vez en la cámara, la esterilización es asegurada sumergiéndola en etanol al 100% y encendiéndola tres veces antes de usarla.  La mejor manera de conservar el etanol es en frascos grandes de vidrio para permitir la máxima exposición de los instrumentos al etanol.  Después de flamear los instrumentos éstos deben ser ubicados rápidamente sobre un frasco de vidrio esterilizado para continuar con el flameado.  Déjelos enfriar antes de su uso.
3. Recuerde que cualquier espora de bacteria u hongo dentro de la cámara flotará hacia el interior y en dirección a su persona.  Nunca ponga las manos, mangas u otro objeto sobre o en dirección de algo desinfectado (como el medio).  Mantenga movimientos leves y evite crear turbulencia de aire que pueda ocasionar contaminación.  No hable, tosa o esturnede dentro de la cámara.  Trabaje en lo posible por la parte de atrás de la cámara y minimice el tiempo de exposición de los medios cuando sea posible.
4. Mantenga las condiciones de esterilización mediante la limpieza regular de la cámara con alcohol, desinfecte nuevamente los instrumentos luego de su uso y lávese de nuevo las manos después de haber tenido contacto con cualquier objeto fuera de la cámara.  De manera especial, no se toque el cabello o la cara con los guantes puestos.
AVISOS DE PRECAUCIÓN
1. TENGA CUIDADO DE NO QUEMAR SUS MANOS - particularmente cuando use guantes!  Es fácil hacerlo ya que Usted no puede sentir si el alcohol de los guantes se ha evaporado por completo.  Ventajosamente el etanol se quema a una baja temperatura y puede ser fácilmente alejado si se agita con fuerza.
2. TENGA CUIDADO DE NO QUEMARSE -  o quemar las semillas que se están transfiriendo de un sitio a otro - los instrumentos a utilizar se calientan altamente luego de dos encendidas.
3. RECUERDE SIEMPRE DE APAGAR EL GAS -  tanto en el mechero para encender el fuego como en la parte superior del cilindro de gas.
2 PREPARACION DEL MEDIO
Introducción a la Preparación del Medio
El medio puede ser preparado ya sea utilizando ingredientes básicos (Thompson, 1977, Apéndice 1) o comprarlo en polvo a sus proveedores.  Hay diferentes tipos de medios disponibles para la venta así como otros específicos para ciertas especies diseñados por expertos profesionales.  Cuando se inicia el proceso de germinación de una nueva especie es aconsejable probar con diferentes medios a una concentración total y parcial para determinar cuál es el mejor medio para dicha especie.  Por ejemplo, el género Masdevallias  es conocido como un género "escogedor" del medio sobre el cual se va a desarrollar .El nivel de pH es también importante.  La mayoría de orquídeas germinan en un medio de pH 5.5, sin embargo, especies andinas prefieren niveles más altos de pH, 5.6 al 5.9 .  Al experimentar con el pH se debe considerar que el pH del medio será más alto luego de añadir el agar que antes de hacerlo.
El método general para la preparación de estos medios es el que se detalla a continuación.
Método general para la preparación del medio
1. Medir la cantidad correcta del medio en polvo utilizando una botella de 1 litro y evitando el contacto con el polvo del ambiente.
2. Sólo para Murashige y Skoog:  añadir la cantidad correcta de azúcar y 2 gr/l de carbón activado.
3. Añadir una barra magnética y una pequeña cantidad de agua destilada y mezclar hasta que se disuelva.
4. Llenar el envase con agua destilada hasta tener 1 litro y agite continuamente.
5. Medir el pH y ajustarlo a 5.6 usando HCl o NaOH y mezclando completamente con la barra magnética.  *Precaución: si se usa un medidor de pH no se debe mezclar el medio si se encuentra dentro el pHmetro: la membrana es muy delicada y costosa y puede romperse fácilmente.  Si no se dispone del medidor de pH, los papeles
indicadores de pH son suficientes.
6. Verter la mitad del líquido en un frasco, añadir 4 gramos de agar a cada recipiente ( 8 gr/l de agar) y mezclar para que se disperse.
7. Cerrar la tapa de la botella sin asegurarla totalmente, cubrir los frascos con papel aluminio y llevarlos al autoclavado.
En condiciones ideales el medio debe preparse en una botella con la barra  magnética durante todo el proceso de autoclave, con el fin de que el medio sea mezclado antes de verterlo en los frascos, logrando una mejor distribución del carbón activado en los mismos.  Sin embargo, por razones de seguridad se prefiere usar dos botellas o frascos de 500 ml para de esta manera mantener la barra magnética en la botella y agitar suavemente antes de verter para dispersar el carbón activado.
AVISOS DE PRECAUCIÓN
1. NO RESPIRE EL PHYTAMAX EN POLVO Y EVITE EL CONTACTO CON LA PIEL
Y LOS OJOS.  Si Usted tiene contacto con el polvo del Phytamax, Murashige y Skoog, o el carbón activado, debe lavarse inmediatamente la parte afectada con bastante agua fría.  Si el contacto es con los ojos, láveselos inmediatamente con agua fría y solicite atención médica.
2. NUNCA CIERRE HERMÉTICAMENTE LA TAPA DEL FRASCO O BOTELLA ANTES DE PONERLA EN LA AUTOCLAVE.   El elevado aumento de presión en la autoclave provocará que el frasco o botella explote.  Siempre cerciórese de que las tapas estén flojas al poner los frascos en la autoclave: se las puede cerrar fuertemente una vez que los frascos se enfríen.
3. TENGA CUIDADO AL SACAR LOS FRASCOS Y BOTELLAS DEL AUTOCLAVE.
Estarán bastante calientes y Usted puede sufrir quemaduras.
Traspaso del Medio (verter en los frascos)
Para verter el medio en los frascos o cajas petri esterilizadas, se debe usar la cámara de flujo laminar (vea el literal Los frascos deben ser jabonados y lavados completamente cuatro veces antes de usarlos, y desinfectados por 15 minutos a 15 p.s.i. en la autoclave.  Si tiene frascos con tapa, recuerde de cerrarlas totalmente antes de meterlas en la autoclave.  Si no se tiene tapas disponibles, se puede cubrir los frascos con un pedazo de papel de aluminio.  También se puede usar papel de empaque café sellado con una cuerda, pero es más inadecuado.  Se debe repetir la
esterilización de los frascos que salgan de la autoclave con huecos en el papel aluminio o sin el papel aluminio.
1. Espere que el medio se enfríe lo suficiente para cogerle con las manos.  Cuando el agar esté menos líquido y la botella o frasco no esté tan caliente, se puede verter el medio.  Si se vierte el agar muy caliente se puede ocasionar una alta condensación.
2. Ponga en línea los frascos o cajas petri comenzando desde el fondo de la cámara de flujo laminar, aflojando las tapas de los frascos.
3. Saque las tapas de los frascos o cajas petri y vierte el agar moviendo de izquierda a derecha (si es diestro) para evitar que cualquier parte de la mano o del mandil de laboratorio roce con un frasco o caja abierta.
4. Deje que se asiente el medio y ponga de nuevo las tapas.  Se puede tapar los frascos inmediatamente luego de que se ha vertido el medio, pero se puede provocar condensación.  El agua sobrante en los frascos puede o no ser útil
dependiendo de la madurez de las semillas. La preparación completa del medio desde la mezcla de los ingredientes hasta el asentamiento del medio vertido tiene un tiempo estimado de 4 horas de duración.  Si se ha preparado  2 litros de medio se puede utilizar una estufa para mantener la una botella caliente hasta terminar de utilizar la otra.  La estufa caliente debe ser usada solamente por lapzos cortos de tiempo (emergencias), ya que  en caso de períodos
más prolongados (como una media hora) se provocará la precipitación del carbón activado.
SIEMBRA DE LAS SEMILLAS
Colección y Almacenamiento de las Semillas
Las semillas pueden ser colectadas a partir de cápsulas verdes o cápsulas maduras. Una cápsula verde que está madurando, y está lista para ser sembrada, se encuentra llena de semillas y no se deforma cuando se la aprieta con las pinzas, "queda intacta". Las cápsulas pueden ser almacenadas por algunas semanas si se las envuelve en
papel de cocina y si se las coloca en un lugar del refrigerador con bastante aireación (como el compartimiento para el queso).  No se debe almacenar las semillas en fundas plásticas ya que las cápsulas sudarán y se podrirán.
Si es posible, es mejor colectar cápsulas que han estado expuestas a un día seco.  Es aconsejable usar semillas frescas o secadas en una solución saturada de hexahidrato de calcio (Seaton & Pitchard, 19xx).  Si este compuesto no está a la disposición, se las puede secar con clorito de calcio, sílica gel (más áspero que el clorito de calcio y
solamente recomendado para usarlo a corto plazo) o simplemente dejarlas secar a la temperatura ambiente en una habitación (sólo en climas secos).  Una vez que las semillas estén secas, se las puede almacenar por muchos meses en frascos cerrados dentro de un refrigerador (4-5°C).  De nuevo, las semillas nunca deben ser almacenadas o transportadas en fundas plásticas o recipientes con aire encerrado. El tiempo desde el florecimiento hasta la maduración de las semillas varía significativamente de acuerdo a la especie y el lugar.  Por ejemplo, las semillas de
Epidendrum  o Masdevallia  requieren aproximadamente de 3.5 meses para madurar mientras que las semillas de
Odontoglossum  requieren alrededor de 18 meses.  Las estimaciones convencionales no toman en cuenta las diferencias climáticas; de hecho una cápsula que crece en un recipiente de vidrio caliente madurará mucho más rápido que una creciendo en el bosque nublado.
Siembra de las Semillas
Cápsulas verdes vs. semillas secas
Se puede sembrar semillas a partir de cápsulas verdes o a partir de semillas secas.  A continuación se describen las ventajas y desventajas de ambos métodos:
1. Siembra a partir de cápsulas verdes.  El interior de las cápsulas de orquídeas se mantiene estéril si las cápsulas están intactas.  Entonces, si se esteriliza la parte exterior de las mismas, donde hongos y bacterias pueden desarrollarse, y se abre las cápsulas bajo condiciones de esterilización las semillas podrán mantenerse
desinfectadas.  La ventaja de este método es que no se requiere de la esterilización de las semillas, lo que podría provocar su deterioro.   Además, algunas semillas tomadas de cápsulas casi maduras podrían germinar más rápido que las provenientes de cápsulas maduras a causa de los mecanismos de dormancia.   La desventaja de este método es que al abrir la cápsula todas las semillas en ella deben ser utilizadas o eliminadas (algunas semillas maduras podrían secarse y ser almacenadas).  También se debe considerar que las semillas sembradas a partir de
cápsulas que no han madurado lo suficiente podrían germinar lentamente o simplemente no germinar.
2. Siembra a partir de semillas secas.  Una vez que la cápsula es abierta, las semillas dejan de ser estériles y requieren de un proceso de esterilización.  Comúnmente, se utiliza una solución de hipoclorito (cloro) de sodio, hipoclorito de calcio o peróxido de hidrógeno.  Las semillas se agitan dentro de la solución que además contiene
una gota de detergente para "humedecerlas", luego se las enjuaga con  agua destilada y se las siembra en el medio preparado.  La ventaja de este método es que las semillas pueden ser colectadas, secadas al aire, almacenadas por varios meses en el refrigerador y utilizadas cuando sea necesario. Se debe considerar que lo que se siembra está determinado por la disposición de cualquiera de las dos formas de encontrar las semillas de acuerdo a la época en que se cosechan.
Siembra a partir de cápsulas verdes
El método general para sembrar semillas a partir de cápsulas verdes es el siguiente:
1. Con la ayuda de un bisturí, remueva cuidadosamente la flor muerta de la cápsula
2. Utilice un cepillo de dientes suave para fregar suavemente la cápsula con la solución jabonosa.
3. Enjuage la cápsula en agua.
4. Introduzca la cápsula por 10 minutos aproximadamente en una solución de hipoclorito de sodio al 1% a la que se ha añadido una gota de detergente (tome en cuenta que el cloro  común es hipoclorito de sodio al 5% por lo tanto hay que diluir lo necesario).
5. Transfiera la cápsula sumergida en la solución de cloro a la cámara de flujo laminar.
6. Saque la cápsula de la solución de cloro usando unas pinzas y tomándola preferiblemente de lo que queda del peciolo.  Luego sumérjala en alcohol al 100% y pásela rápidamente por el fuego (flamear).  Deje que el alcohol se queme completamente y que la cápsula y las pinzas se enfríen.  Repita el proceso dos veces para las cápsulas grandes.  Para el caso de las cápsulas pequeñas y frágiles decida Usted con discreción el tiempo de pasarlas por la llama (tal vez sólo una vez).  Si no es posible sostenerlas del peciolo, cambie la posición de las pinzas antes de flamearlas nuevamente.
7. Transfiera la cápsula a una superficie desinfectada (como una caja petri esterilizada).  Corte longitudinalmente la cápsula en la mitad con la ayuda de un bisturí desinfectado.  Utilice una hoja de bisturí nueva para cada cápsula para
prevenir la propagación de virus.
8. Levante la una mitad de la cápsula con las pinzas y golpéela ligeramente sobre el medio para discernir las semillas.
9. Repetir este paso hasta que todas las semillas faltantes se utilicen.  Las semillas menos maduras se pueden extraer de la cápsula con las pinzas.
10. Normalmente se añaden unas gotas de agua en cada frasco de modo que ciertos grupos de semillas se separen y se distribuyan sobre el agar.
Siembra a partir de cápsulas dehiscentes (abiertas con semillas secas)
Existen diferentes métodos para la siembra a partir de semillas secas.  Todos ellos se basan en la esterilización de las semillas y el lavado en agua destilada antes de sembrarlas, pero las técnicas varían.  El tiempo de esterilización también varía dependiendo de la especie, del tiempo de maduración luego que la semilla es colectada, de las condiciones climáticas a momento de la colección y de los métodos de secado y almacenamiento.  Por ello, un rango de  tiempos de esterilización es recomendado para las nuevas semillas.
Se usa usa principalmente dos técnicas para sembrar semillas maduras:  el método de la jeringuilla y el método del paquete (o funda de papel).  Es posible usar otras técnicas, como el método de filtración usando el embudo de Buchner, pero no están incluidas en este manual.
Tanto para el método de la jeringuilla como para el método del paquete es aconsejable esterilizar los instrumentos y el agua necesarios el día anterior, ya que el agua demora bastante en enfriarse luego del autoclavado.
En general, la técnica de la jeringuilla es usada para la mayoría de las semillas mientras que la técnica  del paquete es utilizada para semillas más raras y pequeñas.
Método de la Jeringuilla
1. Tome una jeringuilla de 5 ml, tape la punta de la jeringuilla con un trozo de algodón envuelto en un pedazo de tela de media nylon (vea el diagrama), inserte el émbolo nuevamente y autoclave.  Al mismo tiempo, autoclave una cierta cantidad de agua destilada (en frascos o botellas) y las pinzas.
2. Saque el émbolo de la jeringuilla y vierta una pequeña cantidad de semillas en la jeringa.  (Una gran cantidad de semillas formará una masa en forma de pasta si se usa la técnica 5b para la siembra, haciendo difícil la siembra apropiada).  Inserte de nuevo el émbolo.
3. Absorber con la jeringuilla 4 ml de la solución de cloro al 1% (a la que se le añadió una gota de detergente).  Agite la jeringa por 5 minutos (u otro tiempo de esterilización), asegúrese de que las semillas se mojen completamente en la solución y que no queden atrapadas en burbujas de aire.  Expulse esta solución y absorba de nuevo otra porción de solución fresca.  Agite por otros 5 minutos y vuelva a expulsarla.
4. Lave las semillas 3-4 veces absorbiendo agua destilada y esterilizada en la jeringuilla, agitando por un momento y luego expulsando el líquido.
5. Siembre las semillas ya sea a) esterilizando el cuello de la jeringuilla, vertiendo las semillas en el medio y eliminando el exceso de agua o b) expulsando todo el exceso de agua, sacando el algodón con unas pinzas y colocando las semillas sobre el medio.
Método del Paquete (o funda de papel)
1. Elabore un paquete a partir de un pedazo de papel
2. Esparza una pequeña cantidad de semillas dentro de los paquetes.  Nuevamente, cantidades grandes de semillas provocará que se junten e impidan la penetración del cloro.
3. Doble y selle los paquetes usando grapas.  Sumérjalos en agua destilada por 5-10 minutos, apretando suavemente para dispersar cualquier burbuja de aire.
4. Con la ayuda de pinzas, transfiera los paquetes a la solución de cloro al 1% y que además contiene una gota de detergente.  Déjeles en la solución por 10 minutos (u otro tiempo de esterilización), agitándoles continuamente.
5. Transfiera el paquete más el cloro a la cámara de flujo laminar.  Usando pinzas traspase el paquete a agua destilada (en un frasco). Agite.  Repite este procedimiento 3-4 veces para enjuagar las semillas.
6. Exprima suavemente los paquetes para eliminar el exceso de agua y transfiéralos a una superficie esterilizada.  Corte y abra el paquete usando tijeras desinfectadas y siembre las semillas en el medio. Normalmente, al emplear esta técnica se ponen los paquetes en un recipiente que contenga cloro y éste sobre una placa magnética.  De acuerdo con la teoría, las grapas actuarán como campos magnéticos y agitarán los paquetes automáticamente.  Esto
nunca ha funcionado en mi experiencia personal.  Tan sólo agitando los paquetes frecuentemente se obtienen los mismos resultados, y al sumergir al mismo tiempo varios paquetes en cloro se puede acelerar el proceso de siembra.
Cobertura de los Frascos
Después de la siembra los frascos pueden taparse ya sea usando "cling-film" o papel celofán cortado de las bolsas transparentes para hornear.   Si se utiliza "cling-film", el film debe estar desenrollado en la cámara de flujo, doblado el un lado sobre el otro, y el lado más cercano a la parte posterior de la cámara es el que debe colocarse sobre los
frascos.  Luego, se asegura el cling-film con una cinta elástica y se desprende el rollo sobrante.
Se corta el papel celofán en cuadrados, y se los autoclava dentro de los frascos cerrados antes de ser usados.  El cuadrando de celofán se retira de los frascos usando las pinzas, se lo coloca sobre el frasco que contiene el medio y se lo asegura usando una cinta elástica.   De las bolsas transparentes para hornear KLAR 2000 se puede obtener 20 cuadrados por bolsa y 160 cuadrados por paquete (8 bolsas por paquete). El papel celofán es más fácil de manejar que el cling-film y es reusable.  Por lo tanto es recomendado para usarlo como material de cobertura.
Mantenimiento de Registros
Los registros deben mantenerse tanto en un  cuaderno de laboratorio y un sistema de tarjetas como en el  computador.  Los detalles acerca del medio preparado, el proceso de siembra y las notas observadas se deben registrar en el cuaderno.  En el sistema de tarjetas se registran todos los sembríos, asignando un código para cada uno, el mismo que consiste en el código de la especie (por ejemplo TF = Trichopilia fragrans ) más el código de siembra (por ejemplo TF12 si es el décimo segundo sembrío de Trichopilia).  La fecha en que se hizo la siembra se coloca en la esquina superior izquierda de la tarjeta, y abajo de la fecha se coloca el número de frascos, tipo de
medio (y la fecha en que se preparó si se la recuerda),  el código y fuente de la semilla y cualquier otra observación durante el proceso de siembra.  Los frascos son examinados semanalmente y se debe registrar cualquier nota sobre contaminación y germinación con la fecha correspondiente.  Si un frasco es eliminado se lo debe marcar con una X en alguna parte visible y se debe registrar la causa (por ejemplo, contaminación por hongos o bacterias).  Si todas los frascos de una siembra particular han sido eliminados, se debe señalar con una X a lado del código de la especie y con una X grande en toda la tarjeta.  La tarjeta no debe ser desechada, puede servir posteriormente para analizar las causas del problema.
Cada frasco tiene una etiqueta con el código de siembra y cualquier otra información relevante y útil para tenerla en un acceso fácil y no tener que recurrir a las tarjetas, como es el tiempo de esterilización.  Cada frasco está también etiquetado con un código simple en el momento de verter el medio, con la finalidad de prevenir cualquier confusión durante el almacenamiento o la siembra.
CUIDADO DE LAS PLÁNTULAS.
Las semillas en los frascos.
Las semillas en la USFQ crecen 40 cm bajo tubos fluorescentes de 20 watts en un cuarto de crecimiento que está regulado a 18°C con 16 horas de luz y 8 horas de oscuridad.
Los frascos recientes deben ser revisados regularmente luego de la siembra por el riesgo de  contaminación.  Si la contaminación es detectada lo más temprano posible, se la puede combatir antes de que se disperse totalmente.  Sin embargo, una vez que el hongo ha producido esporas, o si existe poco líquido en el fondo del frasco, no es aconsejable combatir dicha contaminación.  En casos como éste, se debe eliminar el frasco.  De manera ocasional, una contaminación de hongos podría motivar la germinación .  En este último caso, se puede dejar que las semillas crezcan, pero deben ser transplantadas antes que el hongo ocupe su espacio y las destruya.
Agua destilada puede ser añadida si los frascos están secos, usando una jeringuilla desinfectada.
Las pequeñas plantas son transplantadas cuando empiezan a aparecer hojas y empiezan a llenar el frasco.  La excepción a esta regla se da cuando es más eficaz remover los protocormos de un frasco o caja petri contaminada.  Las plántulas se transfieren a nuevos frascos que contienen el medio usando pinzas desinfectadas.
Una aguja de crochet es útil en esta fase para retirar semillas delicadas .
El siguiente medio puede ser el mismo que el primero, pero usualmente es mejor si se añade al nuevo medio sustancias complejas (como plátano aplastado, leche de coco, jugo de piña o vitamina B) para fomentar el
desarrollo de la raíz . Se puede hacer un hueco pequeño en las tapas (si son de metal o plástico, posiblemente en el celofán y no aconsejable en el cling-film) y sellarlo dos o tres veces con el microporo para proporcionar una superficie de respiración a prueba de esporas en las tapas.
Se debe realizar algunos transplantes antes de que las plantas estén listas para ser plantadas en una maceta.
Transplante
En los frascos las plántulas se han desarrollado en un ambiente cerrado y limpio por lo que deben acostumbrarse gradualmente al ambiente externo antes de ser transplantadas a las masetas.  En el cuarto de crecimiento, la luz es baja y tanto la luz como la temperatura son prácticamente constantes.  La humedad en los frascos es alta y las plantas están protegidas de ataques de hongos, bacterias y herbívoros.  En el medio natural , ambas temperatura y luz varían constantemente.  Las nuevas plantas deben estar protegidas de manera especial de la fuerte luz solar: incluso una pequeña cantidad de luz solar podría quemar las hojas de estas plantas que usualmente crecen en la sombra.  Además, las plántulas que han crecido en condiciones de alta humedad tendrán cutículas débiles por lo que necesitan acostumbrarse gradualmente a medios más secos antes de ser transplantadas.  Finalmente, tanto en la fase de aclimatación como en la de transplante, las plántulas deben ser cuidadas diariamente para evitar problemas, y más que una vez al día si el clima es seco y muy soleado. A continuación se detallan algunos consejos para el transplante.   El tiempo de duración de cada fase puede variar con respecto al especificado: el monitoreo constante debería dar una idea de lo más apropiado para cada especie bajo ciertas condiciones.  Modifique estos pasos cuando sea necesario.
1. Si es posible empiece la fase de transplante al inicio de un período lluvioso.  Los bajos niveles de luz y la alta humedad en esta época ayudaría a que las semillas se aclimaticen y se establezcan. (Sin embargo hay que considerar que una elevada humedad podría fomentar un ataque de hongos cuando se plante en esta época)
2. Coloque los frascos en un lugar sombreado y protegido de la lluvia para que se aclimaticen a las nuevas condiciones de luz y temperatura.  Déjelos por 2 a 4 semanas con las tapas puestas.
3. Afloje las tapas para permitir la entrada de pequeñas cantidades de aire.  Déjelas así por 1 semana.  Revise diariamente si existen hojas marchitas y asegúrese de que el medio esté húmedo pero no completamente mojado.
4. Abra los frascos un poco más.  Déjelos por unos pocos días y revise diariamente.
5. Abra las tapas hasta la mitad de la abertura.  Déjelas así por otros pocos días y revise diariamente.
6. Abra las tapas los tres cuartos. Déjelas así por otros pocos días y revise diariamente.
7. Abra completamente los frascos. Si es posible manténgalos abiertos por una semana antes de llevar las plántulas a transplantarlas en el criadero.
8. Escoja el medio correcto para plantar las pequeñas plantas. (ver el Apéndice)
9. Cuidadosamente retire las plantas de los frascos, apártelas suavemente y enjuage los residuos de agar.
10. Llene una maseta (base con agujeros) con compost y sumérjala en una fuente grande de agua.  Humedezca las raíces de la planta con fungicida y plántala en el medio flotante.
11. Cuando la maseta sea retirada del agua, el medio debe adherirse a las raíces de las orquídeas sin destruírlas.  Coloque las nuevas plántulas en la cámara de aclimatación o en una pequeña carpa de mesa hecha de plástico transparente para que asegure la alta humedad durante la fase de establecimiento.  Rocear agua ayudará a mantener la humedad en las primeras fases.
12. De nuevo, aclimate gradualmente las plántulas al nuevo medio (por ejemplo carpa totalmente sellada, puerta de la carpa parcialmente abierta, puerta totalmente abierta, quitar la carpa pero proteger de la lluvia, quitar la protección de la lluvia; para ciertas especies probablemente se debería proteger todas las plantas bajo una cubierta de plástico)  Cuando ya están aclimatadas y sean suficientemente grandes, pueden ser transplantadas a masetas más grandes o simplemente adheridas al tronco de un árbol, rama o  pedazo de corteza (con o sin una almohadilla de musgo experimental)  Rocee agua en las faces iniciales del desarrollo, juzque Usted mismo cuánta cantidad de agua y cuándo colocarla considerando que  se debe evitar que la planta se reseque pero que no se debe propiciar el crecimiento de hongos.
CONCLUSION
Mediante la la germinación in vitro un mayor número de plantas pueden ser cultivadas en un período de tiempo relativamente menor (algunos meses para las especies más rápidas).  Un grupo de estas semillas germinadas podrán ser exportadas fácilmente porque las orquídeas cultivadas y mantenidas en frascos esterilizados están excentas
de las usuales regulaciones CITES referentes a sanidad  vegetal y vida silvestre. , plantadas en macetas y cultivadas ya sea para venta o para introducción en el bosque  u otras áreas.  Cada cápsula de orquídeas contiene muchos miles de semillas, lo que significa que se podrán admirar muchas plantas.
 BIBLIOGRAFIA
Arditti, J. 1982.  Orchid seed germination and seedling culture - A Manual.  En J. Arditti(Ed.) Orchid biology: reviews and perspectives II
.  Págs. 243-370. Cornell University Press, Londres. Pritchard, H.W. (Ed.)  1989.
Modern methods in orchid conservation: The role of physiology, ecology and management.   Cambridge University Press, Cambridge.
Seaton, P. & Pritchard, H. 19xx.  The do´s and don´ts of orchid seed storage.  Thompson, P.A. 1980. Orchids from seed .  HMSO, Londres.
APENDICE 1
Equipos y materiales usados para la germinación de semillas en la USFQ
Cámara de flujo laminar
Autoclave
Cuarto de crecimiento (18°C, 16 horas de luz, 8 horas de oscuridad)
Repisas con lámparas fluorescentes de 20 watts.
Botella de Pyrex de 1 litro
Frasco de Pyrex de 1 litro
Placa y barra magnética
Medidor de pH
NaOH y HCl para ajustar el pH
Agua destilada
Medio Phytamax para el cultivo de orquídeas (P6668, Químicos Sigma)
Sales Murashige y Skoolg (xxx)
Agar-Agar (Químicos Sigma)
Azúcar
Carbón activado
Vitamina Complejo B
Pinzas de varios tamaños
2 bisturís con hojas desechables
Botellas de vidrio para el etanol
Frascos de vidrio
Vasos plásticos de 250 ml
Cajas petri
Recipientes pequeños de vidrio para las semillas
Tapas para frascos
Mandil de laboratorio
Papel de aluminio
Toalla pequeña para manos
Papel empaque café
Guantes de cocina
Cinta adhesiva
Guantes plásticos desechables
Cling-film
Pedazos de tela
Bolsas de hornear (celofán)
Papel de cocina
Cintas elásticas
Microporo
Papel
Alcohol antiséptico (etanol al 70%)
Etanol al 100%
Roceador para el etanol
Marcadores indelebles (negro)
Cloro
Jeringuillas
Algodón
Medias nylon
Grapadora y grapas
 
  Edgar- Jardinería y Paisajismo
 
    Telefono España+ 605284912


© 2001grancanariaweb